martes, 24 de septiembre de 2013

El 'David' neozelandés frente al 'Goliat' estadounidense

"La potencia de Estados Unidos, reflejada en el equipo Oracle de James Spithill, frente al orgullo de Nueva Zelanda con el Aoetaroa (nombre del país en maorí) del Emirates Team New Zealand Camper. Esta podría ser la mejor definición de la final de la 34ª Copa América que mañana viernes, a partir de las 22:10 (hora española), se inicia en aguas de San Francisco.

El gigante estadounidense es el tercer país del mundo en superficie (9.828.675 kilómetros cuadrados), el tercero en habitantes (317.000.000), el primero en renta per cápita (38.000 €) y el tercero en índice de desarrollo. Baste decir que los habitantes del área metropolitana de San Francisco (4,3 millones) son casi el total de Nueva Zelanda.

Nueva Zelanda es una nación joven que se independizó del Reino Unido en 1947. Es el país número 74 de mundo por superficie (268.680 kilómetros cuadrados) el 121º por habitantes (4,5 millones), el 51º por renta per cápita (26.885 €) y con un índice de desarrollo de los más altos del mundo (el 6º en 2012).

Frente a frente estarán dos embarcaciones de última generación: los catamaranes AC72 (de 22 metros de eslora) que han sido diseñadas y construidas bajo unas reglas especificadas y son casi idénticas.
Su valor es de ocho a diez millones de euros, pesan seis toneladas y presentan una vela en ala de 40 metros de alto y una tonelada de peso; la diferencia está en el presupuesto de ambos equipos.

El Team New Zealand, que representa al NZ Royal Yacht Esquadron, tiene un presupuesto de 60 millones de euros y el de Oracle, que luce los colores del Golden Gate Yacht Club de San Francisco, es de 100 millones. Mientras que el magnate de la informática estadounidense Larry Ellison aporta el 90 por ciento del presupuesto del equipo, los neozelandeses tienen el apoyo del gobierno de su país con 21 millones de euros, de varios empresarios y de sus empresas patrocinadoras: Emirates, Toyota, Omega, Nespresso y la firma española de calzado Camper.

El AC72 con el que Oracle competirá en la final será el segundo barco del equipo (número 2), diseñado por el equipo que dirige el holandés nacionalizado estadounidense Dirk Kramer y en el que está el prestigioso ingeniero naval español Manuel Ruiz Elvira. Fue botado el 23 de abril de este año y su patrón es el australiano James Spithill quien en febrero de 2010 se convirtió, con 30 años, en el patrón más joven en ganar la Copa América, al derrotar en la final de la 33ª edición, al mando del Oracle, al Alinghi suizo.

En su tripulación tiene una baja muy importante, la del holandés Dirk de Ridder, controlador de la vela en ala y que sido expulsado de la competición por su implicación en la manipulación ilegal de los catamaranes AC45 de Oracle. Su relevo es el joven Kyle Langford, debutante en la Copa América, todo un contratiempo para Spithill.

tripulación la forman cuatro australianos, dos neozelandeses, dos estadounidenses, un holandés, un italiano y un italiano nacionalizado en Antigua (Falcone).

El AC72 que utilizarán los neozelandeses será el segundo construido y de última generación, botado como Aotearoa el 4 febrero de este año. Lo diseñó el equipo que dirige Pete Melvin  junto con el francés Guillaume Verdier, uno de los mejores diseñadores de catamaranes del mundo. No ha perdido una sola manga (abandonó en una por un fallo electrónico) de las doce que ha disputado en la Copa Louis Vuitton.

El mítico Dean Barker vuelve a ser, al igual que en 2007, el patrón del barco kiwi en una tripulación de trece miembros (11 en la regata y dos reservas) integrada por doce neozelandeses -once de ellos ya estuvieron en la final de 2007 en Valencia y llevan juntos desde 2004- y un australiano. Sólo Derek Saward es debutante en la Copa América.

En la tripulación destaca la presencia como grinder (molinillo) del jefe del equipo, Grant Dalton, el regatista de mayor edad en la final con 56 años.

Los neozelandeses han utilizado la Copa Louis Vuitton, que ganaron sin perder una manga, para perfeccionar sus maniobras y esto les da una ventaja en esa área y cuando llegue el momento de la verdad en las mangas está claro que los neozelandeses van a buscar un duelo de viradas para obligar a los estadounidenses a maniobrar constantemente.

El Aotearoa es un barco muy estable debido a la forma como están diseñados la parte inferior de sus cascos ya que tienen mayor volumen que Oracle, por lo que está mejor preparado para evitar un vuelco frontal. Esta semana y tras cuatro días de modificaciones ya mostró los dos nuevos módulos de mejora de viento (llamados spoilers pesar de que actúan de manera diferente) y una nueva cubierta de proa para darle mayor velocidad, aunque podría ser una maniobra de distracción para los estadounidenses.
Los expertos consideran que el Barco 2 de Oracle es más rápido a favor del viento y el más manejable de los dos en maniobra.

El Team New Zealand abordará su quinta final en las seis últimas ediciones de la Copa América aunque para su país será la sexta en las últimas ocho después de que en 1988 Michael Fay, representando al Mercury Bay Boating Club y con el KZ1 un monocasco de 27,50 metros, perdiese (2-0) la final de la 27ª edición frente al Stars & Stripes de Denis Conner, un catamarán de 18,30 metros de vela en ala, tras una disputa que se dirimió en los tribunales y acabo con el enfrentamiento de sólo dos barcos en la final; al igual pasaría en 2010 entre Oracle y Alinghi.

La 34ª Copa América se la adjudicará el equipo que sume nueve victorias en las 17 mangas previstas, aunque Oracle debe sumar once debido a la penalización de dos puntos impuesta por el Jurado Internacional.

Texto de Josef Margalef, publicado en As polideportivo. 6.9.2013

http://masdeporte.as.com/masdeporte/2013/09/06/polideportivo/1378481779_718548.html