jueves, 19 de septiembre de 2013

Esto es lo que hay: 34 America´s Cup


Decía el ABC de la vela, que la LV era residual , y que "para llegar hasta ahí se habrá disputado una pantomima llamada Copa Louis Vuitton, que en su día tuvo su razón de ser pero que en esta edición previa a la 34 Copa América nos podríamos haber evitado y haber pasado directamente la regata entre el defensor, el Oracle USA Team y el retador, el Emirates Team New Zealand. Cómo en el año 1988 y el año 2010 que no hubo Copa Louis Vuitton y se pasó directamente a luchar por la Jarra de las Cien Guineas y punto.

Lo de los cinco Round Robin nos lo podíamos haber evitado. De los tres barcos inscritos, Artemis no participó ni en un solo match y Luna Rossa hizo lo que estaba previsto, de perfecto sparring para el Emirates Team New Zealand, que de antemano los italianos ya sabía que nunca podrían ser rival de los kiwis. No en vano Artemis y Luna Rossa partían en inferioridad desde el primer día, ya que compartieron diseño los suecos con Oracle y los italianos con los neozelandeses, con lo que el papel de ambos equipos estaba claro desde el primer día.

La filosofía de lo que debe ser una Copa América en esta ocasión ha sido cero al cuadrado. Todo aquél halo de misterio que hacía que la Copa América fuera distinta a cualquier otra competición, cuando los equipos intentaban espiar por donde iría su rival en cuanto a diseño y preparación, se ha perdido por completo. Aquí ha habido dos binomios muy claros: Oracle/Artemis y New Zealand/Luna Rossa.

Los barcos sí, muy espectaculares y muy caros, pero lo de llamarle match race a lo visto hasta ahora es pura fantasía. Nada de pre-salidas de match, nada de cruces emocionantes, nada de tácticas. Aquí solo vale salir correr más que el rival y así se ha visto, el que cogía la delantera adiós muy buenas, y por ahora sólo ha habido un equipo.

Lo de los cinco Round Robin previos a esta 34 edición ha llegado a rozar el esperpento. El Team New Zealand se encargó pronto de que no hubiera nada de emoción, con lo que podían haberse ahorrado este entrenamiento con equipos para la Copa América y haber pasado directamente a disputarle la Copa al Oracle y punto.

Esperemos que la disputa de la 34 Copa América sea más reñida que no la Copa Louis Vuitton, que en esta ocasión ha sido una edición más que residual".


ABC VELA/ JEREZ (CÁDIZ) 
30/08/2013